lunes, 29 de octubre de 2012

DESAHUCIOS. LOCURA Y SUICIDIO


Tenía 54 años, no podía afrontar su deuda hipotecaria y se ahorcó en su casa del popular barrio de La Chana, en Granada. Allí convergieron al mismo tiempo efectivos de emergencias, policías municipales y los agentes de la policía judicial que iban a supervisar el deshaucio. Maldita casualidad en tiempos en los que la policía parece ser la protagonista de casi todo. La historia de José Miguel Domingo no es una excepción, es el rostro tétrico de una crisis que se ha llevado por delante otras vidas en Grecia, Portugal, Irlanda, Italia… Los bancos también matan, aunque son muy educados: tras el suicidio la entidad promotora del deshaucio comunicó que "lamentaba profundamente" ese final y que había intentado "soluciones viables".
Analicemos el caso. Este señor iba a ser desahuciado por una entidad financiera que seguro ha sido reflotada con su dinero, con esos “fondos de salvamento” a los que hemos contribuido cada español con 1.800 euros per capita. El difunto también había ayudado con sus impuestos a costear a los políticos que han colocado sus peones en los lucrativos consejos de administración de esas cajas de ahorro que ahora estamos rescatando por su pésima gestión, esos políticos que han refrendado la ley de desahucios más represiva de Europa, esos políticos que también andan por Europa con generosísimas dietas y no son capaces de plantar cara al ascetismo intransigente que está llevando a Irlanda y los países del sur (los PIGS) a la ruina… Esos políticos le subieron el IVA al difunto, le privaron de prestaciones de Seguridad Social, Educación o transportes. Ante semejante justicia y cordura de nuestros gobernantes solo queda declararse demente o quitarse de en medio, como el protagonista de nuestra historia.

Ciudadano español medio acosado por la megacrisis

                                                             Foto: David Folkers

SABIDURÍA CELTIBÉRICA


Dos jubilados, los únicos habitantes invernales de Valdejeña (Soria), dan una lección de ese sentido común que tanto reivindica Mariano Rajoy y la troupe PP y que nos está llevando al abismo, la locura y la pobreza... Los "populares" deberían aprender de al verdadera sabiduría popular de estos pastores celtibéricos.


miércoles, 24 de octubre de 2012


El ministro de Hacienda Cristobal Montoro afirma que los presupestos austeros y superrecortados de 2013 son <<los más sociales de la democracia>>: ¿Montonto, Monmajara o Moncínico?

sábado, 13 de octubre de 2012

El TITANIC DE LA TRANSICIÓN SE HUNDE… Y CAE EL MITO DE PRISA



La nave de la Transición se hunde. Y con él la cultura del pacto, la monarquía parlamentaria (concebida para suceder al franquismo, no se olvide), la ley d’Hont, el bipartidismo con su clase priveligiada de listas cerradas, la España de las Autonomías, los falsos relatos de la igualdad y la moderación salarial…. Incluso se va a pique el buque insignia de los relatos de la Cultura de la Transición… Nada resume mejor ese naufragio del país que el del diario El País y, muy especialmente, el del que fuera su mentor y hoy Consejero Delegado de PRISA. Juan Luis Cebrián fue el bardo principal de la democracia naciente, todo un modelo de chico nacido en las entrañas de una familia franquista reconvertido oportunamente al nuevo régimen. Enarbolaba por entonces el pendón de la España orteguiana, la europeización y la modernidad largamente aplazada; ese impulso lo hizo posible, con su apoyo mediático, su amigo Felipe González con el mayor refrendo popular de nuestra historia. Pero esa metamorfosis europeizante tenía truco, porque el “cambio” felipista era solo aparente; en realidad, seguían dominando los mismos, en realidad se había vendido el país a la voracidad franco-alemana (desmontando la agricultura, la minería, la industria…). Los cebrianes y felipes acabaron de empresarios, alimentando los fondos de inversión globalizados, haciendo de aprendices de brujo en San Mercado para mayor gloria de sus bolsillos. Por eso PRISA se está yendo a pique mientras el gran capitán conserva sus generosos emolumentos y comisiones (públicos, eso sí), como sus locutores estrella, como esa pequeña élite bienpensante que se aferra a sus dorados salvavidas mientras los periodistas de a pie son llamados zombis justo antes de regularlos o despedirlos,  que hay que dar cabida a becarios de saldo que refloten la nave... La gran mentira de PRISA (que es la de la Cultura de la Transición) -sus élites progres, la cultura de suplementos cuchés y corralillos de elegidos- está haciendo aguas. Y ese naufragio pone en evidencia que su nave no tenía bandera orteguiana sino la de otra oligarquía más –una constante en la historia de España- que ahora quiere echar por la borda a los que consiguieron un estatus profesional digno.

martes, 2 de octubre de 2012

POR LA INDEPENDENCIA DE LA CELTIBERIA, CARPETONIA, VETTONIA, GALLAECIA, IBERIA, VACCEIA, CANTABRIA, TARTTESIA, LUSITANIA, ASTURIA, VASCONIA…


                 
               Bandera de la Celtiberia Libre  www.celtiberialibre.com

Las patrias son constructos que van y vienen. Durante los últimos tiempos en esta indiscutible realidad geográfica que llamamos Península Ibérica hemos configurado un mapa territorial basado en el medievo. Así hemos conformado entidades territoriales de la antigua Corona de Aragón (Aragón, Cataluña, País Valenciano y Baleares), Navarra, Castilla y todas sus hijas más o menos bastardas… El mapa de las autonomías en el actual Reino de España responde a aquellos tiempos… Y el profesor Manuel Torrijo se pregunta en el vídeo que abajo reproducimos, ¿por qué no recurrimos a la iberia prerromana? Probablemente porque esos pueblos de la Atigüedad no tenían una entidad administrativa tan consolidada como los reinos medievales, pero en esa operación retrospectiva sería igualmente legítima. Mi amigo Airón Yagüe, soriano de Vinuesa, ya no se siente castellano ni siquiera español y escasamente europeo tal como va el patio.
Airón ha decidido volver la vista a sus raíces más profundas para encontrarse con la Celtiberia. Según las últimas investigaciones, los celtíberos (la literatura académica sobre ellos supera ya la de los iberos) constituyeron a la llegada de Roma una poderosa civilización en expansión que explica tanto su prolongada y contumaz resistencia frente al invasor (200 al 133 a.C.) como algunos de sus logros militares, urbanos o artísticos. Los celtíberos son, además los únicos celtas documentados de la Península, precisamente porque dejaron testimonios escritos. Las demás veleidades célticas se pierden en la nebulosa del mito. Por eso mi amigo Airón reivindica con orgullo esta identidad desde el solar más despoblado de España.  Es un luchador infatigable que lleva ya algún tiempo, junto a su colectivo político –www.celtiberialibre.com-, postulando la independencia de la Celtiberia, antes incluso que los catalanes.
A mí, que soy bastante jacobino, esto me parece una pequeña locura, aunque no mayor que las patrióticas mitologías hispánicas, gallegas, catalanas, vascas o canarias…. Los nacionalismos se necesitan para enfrentarse y refrendarse. Lo bueno de estos “celtíberos libres” es que, al menos tienen, un hálito romántico. Y creo en el fondo lo hacen más por juego que por denuedo. No me los imagino en esa dinámica machacona de las patrias que aspiran a convertirse en estados, casi siempre exclusivistas…
Pero Celtiberia libre ha destapado un asunto muy importante en estos tiempos de debates territoriales: que las patrias son constructos más o menos interesados, que yo no pienso perder un gramo de energía en discutir sobre eso y mucho menos en tirarle una bandera al prójimo. Los verdaderos enemigos son otros, aquellos que mecen la cuna del gran Satán financiero que nos devora.


video

El historiador Manuel Torrijo apuesta por una territorializacion basada en  la   Antigüedad en lugar de la actual de reminiscencias medievales.